Ya 9 meses de mi Año Sabático

Quiero sólo compartir que ayer fue mi cumpleaños y fue un día muy feliz para mí, mas de lo normal. El viernes de la semana pasada empezé un nuevo empleo que llevaré por unos 6 meses. Cocinaré dos días en un centro de hospedaje, alimento para los migrantes que viened de Centro y Sur América y llegan hasta Houston. Casa Juan Diego y el Centro San José Obrero son obras católicas que ya por décadas dan socorro a los mas necesitados y perseguidos. Ayer cociné el almuerzo y la cena para 50 personas. Trabajaré los jueves y los viernes.
Esto es parte de mi nuevo interés en la vida profesional. Despues de 9 meses de descanso y “no estructura,” llegué al momento de decidir a volver a organizarme para algo, sin saber qué sería ese algo. Buscando en Internet cómo seguir con mi capacitación de chef en Nueva York,(Ya había conversado con Ricardo mudarnos para Nuevo York por un ańo mientras yo estudiaba.) encontré que “The Culinary Institute of America,” la escuela mas antigua y mas recondocida, con credenciales formales, abrió, en octubre 2008, una nueva escuela en San Antonio (donde nací y se encuentra mi familia) para posicionarse en la fuerte tendencia culinaria: la cocina latinoamericana.
Con Ricardo fuí a San antonio y visité su nuevo campus el sábado pasado y realmente me impresionó su seriedad y alta calidad de su programa educativo. Me matriculé para empezar en marzo 2010 el programa de diplomado, Artes Culinarias. Encontramos un departamenteo, The Abbey, para vivir los 8 meses que el programa intensivo se llevará. Mantendremos la casa en Houston, pues los fines de semana no hay clases.
La matrícula es provisional, condicionada, pues antes de poder empezar las clases debo cumplir con el requisito básico, 6 meses de experiencia en una cocina comercial. Esto no lo tengo aún, pero pronto me organizé, me entrevisté con Casa Juan Diego y todo marchó como si una mano invisible lo dirigía. Uno de los cocineros había sufrido esa semana una hernia y no podía cocinar su turno. Fue exactamente el momento en el cual yo entré al centro Juan Diego, queriendo cocinar allí.
Así que estoy super, super feliz porque me aceptaron como el cocinero dos días de la semana, empezando ayer. Ayer al presentarme a la cocina llegué con mi traje de chef y lleno de nervios. Nunca había cocinado en una cocina comercial. Pero todo marchó bien. Salí cansadísimo, tenso, pero super, super feliz.
Así que he caído en este trabajo en donde me estoy preparando para le escuela en marzo, 2010, pero a la vez compartiendo la vida con personas que me hacen sentir en casa y feliz.
Que manera tan bonita de empezar esta nuevo etapa de mi vida, sin saber a dónde me llevará. El mejor cumpleańos que he festejada en mucho tiempo.
AMwithPlate.jpg
Adán

NOTE: If you found my article helpful, I invite you to follow me on Twitter and Facebook, or subscribe below for updates (I'll email you new essays when I publish them).


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *